Zoe Radio Bolivia

Gonzalo Moratorio, el único latinoamericano entre los 10 científicos de Nature

Al científico uruguayo Gonzalo Moratorio se le acerca gente en su país a agradecerle lo que ha logrado con su equipo: desarrollar tests nacionales de diagnóstico del virus de la covid-19 que han permitido contener el impacto de la pandemia.

El virólogo es el único latinoamericano en la lista de este año de “Los 10 de Nature”, la selección de 10 individuos que, según la prestigiosa publicación científica británica, “fueron parte de algunos de los mayores eventos en el mundo de la ciencia en 2020”.

Moratorio, señala Nature, “trabajó con colegas para desarrollar tests de diagnóstico del virus de la covid-19 que ayudaron a su país a evadir una cascada de infecciones y muertes”.

El científico es responsable del Laboratorio de Evolución Experimental de Virus en el Institut Pasteur de Montevideo, y es profesor de virología en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, Udelar.

El investigador de 37 años, a quien Nature describe como un “cazador de coronavirus”, no sólo logró con sus colegas que Uruguay tuviera rápidamente sus propios tests de diagnóstico, sino que fueran realizados por una red de laboratorios en el interior del país.

“Desde un principio nos dijimos: la clave es ser independientes y poder testear, testear, testear”, dice a BBC Mundo.

Nature aclara que la lista de sus 10 científicos destacados “no es un premio o un ránking, sino una forma de destacar eventos clave en el mundo de la ciencia a través de las historias humanas de los involucrados”.

Moratorio habló con BBC Mundo sobre qué lo inspiró a dedicarse a la ciencia, cómo fueron desarrollados los tests de diagnóstico y cuáles son las grandes lecciones de la pandemia.

“Es un Don Quijote”

En febrero de 2020 Moratorio estaba a cargo por primera vez de su propio laboratorio en el Institut Pasteur de Montevideo, luego de haber regresado a Uruguay tras varios años de investigación en el exterior.

Fue entonces que el director del Instituto, Carlos Batthyány, lo llamó a una reunión virtual con directivos de los Institutos Pasteur en diferentes países de América y en París.

“En esa reunión se empezó a hablar del virus (de la covid-19), y de las metodologías diagnósticas y yo me dije: acá hay que hacer algo“, relató.

“Lo bueno del director fue citarme para esa reunión porque lo más increíble es que había entrado a montar mi laboratorio en febrero y prácticamente no tenía ni un mes en el instituto”.

En esa etapa temprana de la pandemia, Batthyány, al igual que muchos otros científicos, pensó que Uruguay no se vería muy afectado, tal como había ocurrido con otras epidemias.

“Todos, incluido yo, subestimamos al principio el impacto del virus”, dijo Moratorio a BBC Mundo.

En declaraciones citadas por la revista Nature, Batthyány relató que “Gonzalo salió de aquel encuentro y se puso a trabajar. Cuando él está convencido de que algo debe hacerse, derriba montañas“.

“Es un Don Quijote en ese sentido”.

“Teníamos que ser autónomos”

Moratorio tuvo claro desde un principio que Uruguay debía ser autónomo y generar sus propias herramientas.

“Cuando hablaba con mis colegas en España y en Francia me decían que había un problema: no había tests, capacidades”.

“Entonces lo que yo veía era que las fronteras se empezaban a cerrar, que venía un lockdown planetario, y que claramente mercados como los nuestros no iban a ser competitivos”.

Al mismo tiempo, “teníamos un montón de gente con expertise y máquinas ociosas que podían ser puestas a funcionar“.

“Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Lo importante fue convencerse de que si abríamos la cancha y poníamos a todo lo que es la academia, en este caso las universidades, los institutos, y les enseñábamos a hacer esto, podíamos montar una red de laboratorios de diagnóstico público. Y eso fue lo que hicimos”.

Tests con innovaciones

Los tests de diagnóstico desarrollados por Moratorio y su equipo se basan en la tecnología estándar llamada Q PCR, o reacción en cadena de la polimerasa.

La Q se refiere a cuantificar. La técnica permite amplificar el material genético en una muestra para detectar señales de fluorescencia que indican la cantidad de virus presente.

“Básicamente nosotros nos basamos en protocolos académicos, en información que estaba disponible”, señaló.

FUENTE: BBC MUNDO

Deja un comentario