Zoe Radio Bolivia

Daniel Albero se convierte en el primer piloto de la historia con Diabetes en acabar el Dakar

Daniel Albero ha hecho historia en el Dakar 2021. El valenciano se ha convertido en el primer diabético que consigue terminar el rally más duro del mundo, y lo ha hecho en la categoría más complicada y ‘sufrida’ de todas: la Original by Motul.

Recordemos que los participantes de esta categoría van ‘con lo puesto’: sólo pueden llevar los elementos básicos en un baúl que la organización se encarga de trasladar de un lado a otro. Por supuesto, sin ningún tipo de asistencia.

Daniel tiene diabetes de tipo 1 desde los nueve años. Los médicos le dijeron que probablemente no podría volver a practicar deporte, pero su espíritu de lucha siempre ha sido totalmente innegociable en cualquier faceta de la vida.

Albero ya se convirtió en el primer diabético que se atrevió a participar en el Dakar. Lo hizo por primera vez en Perú, en 2019 –la última edición que se llevó a cabo en Sudamérica–, y sin dudarlo repitió aventura el año pasado –ya en Arabia Saudí–.

Sin embargo, no pudo terminar ninguna de ellas: a la edición de 2019 llegó muy justo por una lesión en la muñeca y se retiró después de la tercera etapa, mientras que el año pasado una avería mecánica hizo desfallecer a ‘Azucarilla’ –así es como llama a su moto–.

El valenciano contó todas las aventuras vividas a lo largo de sus dos primeras participaciones en el Dakar en un libro que salió a finales de 2020: “Un diabético en el Dakar”. Pero, claro, aún tenía la espina clavada de no haber terminado el rally más duro del mundo.

Por ello, decidió volver a intentarlo. Junto a ‘Azucarilla’, la cual lleva un medidor de glucosa instalado para monitorear su glucemia en cada momento y también una bomba de insulina que le suministra la sustancia a medida que la necesita, volvió a Arabia Saudí.

No ha sido fácil llegar a la meta de Yeda. Ayer, de hecho, estuvo a punto de tirar la toalla en una jornada realmente dura para él. Fue la etapa más complicada de este Dakar, y al valenciano le pasó factura –sobre todo después de las diez etapas anteriores–.

Pero, después de superar mil y un obstáculos, Daniel lo ha conseguido: se ha convertido en el primer diabético que logra terminar el Dakar. Una hazaña que, a buen seguro, motivará a mucha gente a no rendirse nunca en situaciones similares.

Como suele decir Daniel: gas e insulina que no falte.

FUENTE: SOYMOTOR

Deja un comentario