Zoe Radio Bolivia

TikTok: las cosas que cambiaron con su explosión en 2020

Con historias sobre un algoritmo que suprimió a los “creadores feos y pobres” y el presidente Donald Trump considerando su prohibición de Estados Unidos, TikTok fue a la vez la aplicación más seductora y difamada del año.

La primera gran aplicación de redes sociales creada más allá del ámbito de Silicon Valley, se unió a WhatsApp, Instagram y Twitter en el menú de redes sociales preferido por muchos, a pesar de una multitud de controversias.

La plataforma de propiedad china popularizó los videos de formato corto y desarrolló un algoritmo de recomendación que lo convirtió en uno de los competidores de video más fuertes del mundo.

Pero mientras los adultos estaban ocupados tratando de resolver las implicaciones de las amenazas a la seguridad nacional del Partido Comunista chino y un internet bifurcado entre Estados Unidos y China, los adolescentes estaban alimentando la herramienta más poderosa que jamás habían visto. Ahora, a fines de 2020, TikTok es la aplicación más descargada del año y ha cambiado mucho más que la forma en que consumimos medios en línea.

Técnicamente, soy demasiado mayor para TikTok, ubicada justo afuera de su mercado principal de 13-24 años. Pero espiritualmente, estoy justo en el momento correcto.

Así como para ser un Boomer (como se conoce en inglés a la generación nacida entre 1946 y 1964) no necesariamente hay que pertenecer a un grupo demográfico sino más bien a un tipo de mentalidad, no hay un umbral de edad para TikTok: es más una disposición a lanzarse al caos de internet.

Hallar a alguien en línea en quien te ves reflejado antes de seguirlo religiosamente, enviarle un mensaje de texto e inundarlo con comentarios y consultas cada vez que publica es una cultura claramente de los Zoomers (miembros de la generación Z, personas nacidas entre 2001 y 2015).

Hacer preguntas, apoyar iniciativas valiosas y protestar masivamente haciendo uso de apps es algo que les resulta natural a estos nativos digitales.

Siguiendo la práctica de sugerencias de videos de YouTube, el algoritmo de TikTok te recomienda el contenido que anhelas inconscientemente, pero a diferencia de YouTube, estos videos duran menos de un minuto.

Eso significa que en una sesión, puede consumir montones y montones de videos atractivos, familiarizándote con los creadores, las tendencias y las comunidades en el proceso. Hay espacio para todos allí: los buenos, los malos y los extravagantes.

Tener una gran cantidad de seguidores en TikTok se traduce en un extraño tipo de celebridad en 2020. Solo tengo 140.000 seguidores, lo que es bastante poco para lo que es internet, pero ahora no transcurren dos semanas sin que alguien me reconozca en la calle.

Me encantaría poder decir que mi periodismo brillante solía producir el mismo efecto, pero el hecho de que alguien conozca mi rostro es un testimonio de lo bien que TikTok ha tenido a la gente pegada a sus pantallas este año.

Esto ocurrió siendo yo misma y eso es algo que dicen constantemente otros creadores. La gente común que se ha convertido en rostros conocidos se ha adelantado a una nueva era de creadores de contenido. Atrás quedaron las hiperediciones de color rosa pastel y las diosas con Photoshop de antaño de Instagram.

Es posible que TikTok haya logrado reclutar celebridades como el chef Gordon Ramsay, pero los usuarios inundan la aplicación para ver individuos claramente comunes y en los que se pueden sentir reflejados.

Si Instagram nos dio a los modelos IG, TikTok nos dio a nuestro talentoso vecino de al lado y, con la ayuda de su algoritmo, así es como estos personajes cambiaron 2020 y podrían cambiar los años venideros.

FUENTE: BBC MUNDO

Deja un comentario